Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2018

Ella.

Ella.
Se despierta con las ojeras a medio lucir Los oídos se le llenan con los llantos de su vientre Su cama llena de flores decora sus pies Picaflores toman sus cabellos como nido.
Baila en mitad del río cantando sus melancólicas melodías Brilla cierta ambición en sus ojos de justicia Justifica sus gritos pintando sus manos en rojo, blanco y azul Sonriendo ante la libertad que se le negaba.
Su cuerpo a veces pequeño, a veces grande Teniendo pecas o arrugas, que se difunden con la luz del sol Su vientre cansado, sus brazos cortos para tantos abrazos Su risa que acompaña el canto del viento.
Miradas pérdidas juzgándola con boca en mano Y oídos al cielo que poco y nada escuchan La moral que la acompaña y la contradice Llora en silencio mientras la luna la arrulla.
Ella puede sentir dos corazones al mismo tiempo Ella consigue llorar todos los océanos que le han negado Ella ruge de las entrañas del león más grande Ella, una mujer.
By: Poetiza Pame Silveira